Seleccionar página

Se acercan las Navidades y toca vestir el hogar de sensaciones cálidas. Comidas familiares, reuniones de amigos, regalos abiertos de madrugada a escondidas. Algunos incluiremos la clásica decoración de Nacimiento con el pesebre, o el árbol con los regalos debajo, mientras que otros optamos por una alternativa más techie que nos permita encender las luces de la casa si alguien se acerca al árbol sin permiso. Este artículo está escrito para ambos perfiles. Porque la Navidad se trata de compartir, ¿no?

Decorar el hogar, más fácil con bombillas inteligentes

Empezaremos con la que puede ser la parte menos tecnológica del artículo: la iluminación LED conectada al WiFi con la que podremos echar un cable a la decoración navideña. Si eres de los de colgar muérdago en la puerta, tienes todos los pomos de las puertas decorados con papás noeles, y haces papiroflexia con las servilletas de los invitados a los eventos familiares, esto te interesa.

La iluminación juega un papel muy importante en el entorno, pudiendo cambiar por completo la apariencia de una habitación. Es el motivo por el que algunos incorporan velas a la mesa con el objetivo de hacer el ambiente más cálido y cercano. Otros preferimos evitar objetos en combustión cerca del mantel y optamos por la iluminación inteligente sin emisión de CO2.

Iluminacion De Una Vivienda Inteligente

Los enchufes inteligentes como el SPC Clever Plug Mini nos permiten controlar, por ejemplo, las guirnaldas de luces LED que tenemos decorando el salón. Así que bastará con decirle a qué horas queremos que esté conectado para que la iluminación cobre vida y cuándo es mejor que se apague, y ahorrar así electricidad.

Este tipo de enchufes es enormemente versátil, especialmente en estas fechas. Desde encender las luces del árbol a las horas que consideremos hasta conectar las que tenemos decorando nuestra fachada, pasando por activarse y dar corriente a nuestra olla de cocción lenta (si no es programable) para que vaya avanzando con las elaboraciones navideñas.

Templamos el hogar para la ocasión

La calefacción por bomba de calor tiene cada año más y más tracción porque incorpora bastantes ventajas frente a otros sistemas. El kWh sale mucho más asequible con aerotermia (0,045 euros/kWh) que con el gas natural (0,063 euros/kWh). Además, la instalación es barata, sencilla, rara vez requiere obra (y cuando lo hace esta es muy pequeña), y permite calentar las habitaciones por separado, sin perder energía. Ah, y se puede controlar con infrarrojos.

Especialmente si tienes invitados estas Navidades, pero también si disfrutas de las mismas con la familia más cercana, el confort térmico va a ser un tema importante. Nadie quiere pasar frío en invierno, y tampoco perder energía calentando los muebles. Toca domotizar el hogar haciendo uso de un dispositivo de infrarrojos como el SPC Horus, compatible con Alexa, Google Assistant o IFTTT.

Quizá la conexión más importante es este último programa, desconocido para muchos. IFTTT te permite un control absoluto de la automatización del hogar gracias a su mecanismo básico. Es, en esencia, un disparador de órdenes: si pasa algo, entonces realiza una acción preprogramada. Como ejemplo, si nos acercamos a 200 metros de casa, pondrá la calefacción del salón pero no la del dormitorio.

Smart Home Domotica Aire Acondicionado

En un segundo ejemplo, si nos acercamos a 200 metros de casa pero ya son las 23:00h, entonces enciende solo el de la habitación. Un tercero para cerrar el caso: si alguna de las ventanas está abierta (los sensores de ventanas y puertas Aperio pueden ayudarnos a comprobarlo), entonces el aire acondicionado se apagará —configurándolo de esta forma a través de la app de SPC IoT—, ahorrando energía. Un programa bastante útil que puede hacernos ahorrar dinero en Navidad para dedicarlo, por ejemplo, a los regalos.

Nada de abrir regalos el día antes

Una tradición muy extendida en los hogares españoles es la de abrir los regalos de Papá Noel o Reyes Magos por la mañana pero, ¿cuántos de nosotros no hemos tratado de llevarnos algún regalo a escondidas a nuestro cuarto en mitad de la noche? Con el la cámara WiFi 360º TEIA podemos programar una monitorización constante del salón de casa para que esto no ocurra.

También podemos programar una “alarma silenciosa” basada en usar los sensores de movimiento de la cámara para, en caso de que algún niño (y no tan niño) se acerque al árbol, entonces se dispare el encendido de toda la casa. Este año, nada de abrir los regalos antes del desayuno. Aunque, dicho esto, ¿sabemos qué regalar?

Entorno inmersivo y calidad de vida, como regalo

Una bombilla capaz de cambiar de color según nuestra voluntad no es tan solo un globo más con un LED dentro. Bien elegida, constituye una experiencia visual capaz de trasladarnos al interior del videojuego al que estemos intentando batir o a la película de nuestro servicio de suscripción favorito. Bien elegida, puede convertirse en el regalo perfecto para las navidades, aportando confort.

Vivienda Inteligente Luces Videojuegos Regalo

¿Qué le regalas a ese amigo o familiar gamer del que sabes que se ha comprado todos los juegos del mercado, y que tiene un puñado de consolas cuyo nombre eres incapaz de recordar? Puedes arriesgarte a comprar otro videojuego, claro, o también puedes salirte por la tangente y regalarle un entorno inmersivo.

En otras palabras, regalar una bombilla conectada como la SPC Sirius 470, capaz de cambiar de color mediante el uso del smartphone. La luz (su color y brillo) es clave cuando vemos una serie o picamos ladrillos en Minecraft. ¿Estás buscando originalidad? Prepara un texto para que se entienda el mensaje, y envuelve alguna de estas bombillas. Acertarás con la experiencia.

Este regalo va más allá de los gamers o adictos a Netflix. Leer un libro por la noche con un tono cálido en la bombilla que nos permita descansar, o despertarnos con el brillo azul que nos active y ponga las pilas a la hora elegida, puede suponer un antes y un después en nuestra calidad de vida. ¿Se nos había ocurrido regalar este tipo de bienestar? Pues solo hace falta una bombilla.

Me voy de vacaciones: ¿cómo está mi casa?

Casa Inteligente Domotica Luces

Algunos de nosotros nos vamos de vacaciones para aprovechar el buen tiempo (de otras partes del mundo) y huir del frío. Pero estar de vacaciones no evita que nos preocupemos por el hogar. ¿Y si pudiésemos echar un ojo de tanto en tanto a la vivienda? ¿Y si pudiésemos estar más seguros de que está bien y no ha entrado nadie? Lo cierto es que podemos.

En el mercado hay multitud de cámaras WiFi con las que podremos echar un vistazo al interior de la casa. Modelos básicos como el SPC Lares son capaces de asomar la cabeza al hogar, mientras que otros más sofisticados, como el SPC Teia visto arriba, pueden rotar 360º sobre la vertical y cambiar el ángulo en la horizontal, no dejando ni un hueco sin visión.

Algunos dispositivos nos permitirán también echar un vistazo al pasillo exterior, como es el caso del videotimbre Visum. Con él sabremos al instante si hay alguien husmeando junto a nuestra puerta, y tendremos tiempo para dar el aviso a los servicios de emergencia.

Pero si lo que buscamos es un nivel mayor de protección y automatizar nuestro sistema de alarmas, lo cierto es que también existen paquetes de alarma inteligente WiFi con cámaras como el que forma el kit de Interceptio y Teia. Ya en su momento lo estuvimos probando y viendo sus resultados, y es una herramienta ideal para quedarnos tranquilos en vacaciones, y disfrutarlas.

Imágenes | iStock/piovesempreiStock/Chainarong PrasertthaiiStock/LightFieldStudiosiStock/gorodenkoffiStock/KatarzynaBialasiewicz